LÍNEAS DE EMERGENCIA

  • BOGOTÁ
  • 320-695-9547311-377-7704314-888-4225
  • CALI
  • 032-880-2880314-740-1097320-695-9558314-888-4226

ATENCIÓN AL CLIENTE

  • 01-8000-913258
Icontec

Durante los años 1995 y 1996 los empresarios del Valle del Cauca, en especial los ubicados en la zona metropolitana de Cali (Cali, Palmira, Yumbo, Jamundí, Puerto Tejada, Candelaria) manifestaron en sus eventos gremiales y dieron a conocer al Alcalde de Cali, en ese entonces el doctor Mauricio Guzmán Cuevas, su preocupación por las altas tarifas y la baja calidad del servicio de energía prestado por las empresas encargadas de su suministro en la región, EMCALI y EPSA.La Alcaldía de Cali no mostró ningún interés en el tema, no así la de Palmira, que con su burgomaestre doctor Guillermo Cabal y la gerencia de las empresas municipales, en cabeza del doctor Carlos Humberto Sierra, se dieron a la tarea de conformar una organización con el objetivo de tomar acciones concretas encaminadas a participar en el mejoramiento de las condiciones de prestación del servicio de energía a los industriales de la región a través del que denominaron “Frente Energético del Comité Empresarial del Valle”.

Dadas las nuevas condiciones Regulatorias del Sector Eléctrico Nacional, cuyo pilar fundamental fue el desmonte del monopolio del Estado en los servicios públicos y la apertura a la Libre competencia con participación de inversionistas privados, contemplado en la Constitución Nacional del 1991 y establecido en firme mediante las Leyes 142 de 1994 (Ley de Servicios Públicos Domiciliarios) y 143 de 1994 (Ley Eléctrica), el Frente Empresarial de Valle ofreció al Alcalde Guzmán Cuevas la participación del Gremio como inversionista en las Empresas Municipales de Cali, EMCALI, específicamente en el Servicio de Energía Eléctrica, con el fin de introducir mayor eficiencia, recursos y mejorar simultáneamente la calidad y precio del servicio. El Alcalde rechazó la oferta de los empresarios, manifestando que EMCALI era del Municipio de Cali, y no estaba en consideración involucrarle capital privado.

DICEL S.A. E.S.P. nació entonces como respuesta del Comité Empresarial del Valle a la negativa del Alcalde de Cali, de permitir su participación en EMCALI. Ya que el Comité Empresarial consideró, que si no era posible mejorar la actual empresa prestadora del Servicio de Energía de Cali, era necesario crear una nueva, que fuera eficiente, competitiva y totalmente acondicionada a la nueva Regulación Energética del País. Es así como se crea la empresa de servicios públicos domiciliarios: La Distribuidora y Comercializadora de Energía Eléctrica DICEL SA. ESP, fue creada el 27 de febrero de 1997, por la combinación iniciativas público privadas de Naturaleza mixta por participación del Municipio en un 40% y de Capital privado en un 60%, para ser administrada con criterio de empresa privada, liderada por el municipio de Palmira (Valle) y las Empresas Municipales de Palmira, acompañada por el Comité Inter gremial del Valle del Cauca, el cual permitió tener como socios fundadores a la Cámara de Comercio de Buga, a la Fundación para el Desarrollo Integral del Valle del Cauca (FEDY) y Fundación Empresarial para el Desarrollo de Yumbo, posteriormente se vinculan la Ciudadela Comercial Unicentro, Centro Comercial Chipichape Plaza Shopping,Cámara de Comercio de Palmira, ACIEM del Valle y un importante número de industrias, personas naturales y firmas de ingeniería, completando el primer paquete de 1 millón de acciones.

Los espacios generados en las nuevas Leyes 142 y 143 de Servicios Públicos Domiciliarios, inspiradas en la nueva Constitución Nacional de 1991 y la apertura de mercados con la creación de la bolsa de energía en 1995, aparece DICEL SA ESP, como una opción para la comercialización de energía y la implementación de las nuevas tecnología de medición de energía con resolución horaria, permitiendo el cambio a un nuevo esquema de costos eficientes definidos en una parte por la Comisión de Regulación de Energía y Gas CREG y por otra parte por la gestión en el mercado mayorista por parte de los agentes que interviene en la cadena de suministro.

DICEL SA ESP EN CIFRAS

La evolución de la empresa registra unos hitos históricos que a continuación se detallan. La operación comercial de la empresa inició el mes de septiembre de 1997 y el primer bloque de clientes provinieron de los mercados de Cali, Palmira y Santander de Quilichao, acompañados por operaciones en el mercado mayorista de energía eléctrica, del cual se obtuvieron excelentes resultados, derivados de la colocación de excedentes en la bolsa de energía, permitiéndole a la empresa ajustar su portafolio de largo plazo, incrementar la demanda y posicionarse en la intermediación.

Como herramienta de crecimiento se utilizaron las nuevas tecnologías de tele medición y la nueva estructura de tarifas horarias, asociadas a costos eficientes definidas por la Comisión de Regulación de Energía y Gas CREG y como estrategia para romper la barrera del temor al cambio, se implementó el portafolio de servicios técnicos, resolviendo las  necesidades de los clientes, más allá de los límites en que atendían los operadores locales que venían ejerciendo el monopolio; estrategia que ha resultado efectiva para la fidelización de los clientes.

Durante el año 1998, DICEL S.A. pasó de 184 clientes a 800 al finalizar el año y un año más tarde contaba con 2909 y cerró el año 2000 con 3.399; en estos primeros años, la lucha frontal contra los monopolios locales, se brindaban ahorros hasta del 30% en el valor de la energía, situación que les permitía invertir en las nuevas tecnologías de registro de energía con telemedición; este proceso de transformación del mercado, lo vivimos intensamente ya que debíamos pasar de un esquema de comercialización tradicional, monopólico, a un esquema competitivo.

DICEL SA ESP comercializa desde sus inicios volúmenes de energía superiores a los 30 GWh mes, valores que se fueron
incrementando paulatinamente hasta lograr valores superiores a los 100 Gw/h mes finalizando el año 2000, transacciones principalmente enfocadas en la intermediación, mientras crecía el mercado de usuario final que solo representaba el 20% del volumen total de ventas; entre el 2001 y el 2002 el volumen de operación se incrementó a valores cercanos a los 200 Gw/h mes, con ventas anuales que alcanzaron los $190 mil millones de pesos, constituyéndose en uno de los portafolios de compra y venta más variados registrado en ante el administrador del mercado; no obstante el crecimiento de usuario final regulado y no regulado disminuyó su ritmo de crecimiento.

Del 2003 al 2005, DICEL registró una contracción en el volumen de operaciones, a fin de disminuir el riesgo por la baja de precio de referencia en bolsa, el reajuste del mercado y la entrada de nuevos competidores, no obstante al final de 2005 ya registraba 4.700 usuarios. Para el período 2006 a 2008, DICEL S.A. retoma la senda de crecimiento en el mercado de usuario final, alcanzando al final del período el número sube a 7.324 clientes, mientras se desciende en la intermediación y en el volumen total de transacciones, hasta el año 2009, que con ocasión del fenómeno del Niño 2009/2010 el mercado de intermediación bajó a su mínima expresión, situación que perduró hasta finales de 2010, a pesar de las dificultades, el número de usuarios finales siguió creciendo hasta alcanzar los 9520 usuarios a diciembre de 2010.

Gracias a la prudencia de DICEL SA ESP, en los momentos difíciles del mercado por el prolongado Niño 2009/2010, superamos lo que otros no pudieron superar y retomamos el camino de crecimiento en volumen para los años 2011 y 2012, alcanzando para el año 2011, 10.154 usuarios y para diciembre de 2012, el número de usuarios cerró con 10.702.

La dinámica de crecimiento es constante, a pesar de las restricciones impuestas por la CREG mediante nuevas normas como la resolución CREG 156 de 2011 que prohíbe la agrupación de usuarios, siendo un contrasentido, toda vez que todos los comercializadores son agrupadores de usuarios al interior de las fronteras comerciales del Sistema Interconectado Nacional.

Con motivo de las fallas presentadas en el mercado durante el pasado Niño 2009/2010, la CREG ha hecho ajustes normativos que apuntan a exigir a los agentes que participan en el mercado de energía eléctrica, anticipar pagos o constituir garantías bancarias suficientes, de tal manera que demuestren que poseen los recursos económicos que amparen el volumen de transacciones en el mercado de comercialización de energía eléctrica y la atención de usuarios atendidos mediante el sistema de interconexión nacional, asegurando el pago de los cargos de transporte y servicios del administrador del mercado; de esta manera la tendencia es que el comercializador cuente con el capital de trabajo suficiente y se adecué al patrimonio requerido para garantizar sus operaciones y más aún su crecimiento proyectado.

Con esta historia cargada de experiencia y conocimiento, iniciamos un 2013 con el propósito de direccionar la empresa a un horizonte de crecimiento constante, sostenible y rentable, respondiendo de manera retos que nos ponen para alcanzar las metas que a su vez nos exijan todo nuestro potencial y superemos nuestras propias expectativas;creemos en la construcción colectiva, con relaciones equilibradas, que fidelicen a nuestros aliados estratégicos, clientes y colaboradores, permitiéndonos ser perdurables en el tiempo tanto como empresa como personas en constante crecimiento. Certera a las necesidades internas y externas,armonizadas con las realidades del mercado.